domingo, 27 de noviembre de 2016

Libro cuadragésimo octavo: Comida de peces

Comida de peces
de Manolo Núñez Negrón

La nueva colección de relatos del autor Manolo Núñez Negrón se aproxima al hiperrealismo urbano. Los seis relatos de Comida de peces son narrados con un estilo muy pintoresco que aprovecha el discurso indirecto libre. La jerga callejera es utilizada inteligentemente para proveer momentos lúdicos que acentúan la ironía o el sarcasmo y también caracterizan sólidamente a los personajes de la colección.

La peculiaridad más importante de Comida de peces es el trasfondo de los protagonistas. Cada relato contiene la historia, directa o indirecta, de un homicida. Se podría decir que el libro abarca el tema del asesinato como foco principal, aunque en ningún momento se desprende claramente una intención de provocar terror. De hecho, su estilo literario tiene fundamentos temáticos en el existencialismo y el naturalismo, que de alguna forma son tan comunes en el arte hiperreal. Lo grotesco, lo morboso, lo amoral y la insignificancia de las vidas humanas son todos argumentos o imágenes recurrentes en el libro. Por tanto, los escenarios seleccionados son otra función o extensión del criminal, son el hábitat natural de los personajes, así que tienen el propósito de enriquecer la caracterización en lugar de entorpecer la lectura con imágenes obligados del propio naturalismo.


OJO: Comida de peces no es un libro naturalista. El autor utiliza un acercamiento muy contemporáneo para rejuvenecer algunos aspectos de los estilos antiguos. Las acrobacias sintácticas del discurso indirecto, la perversión del imaginario urbano, el color del vernáculo callejero, la caracterización de los personajes amorales, sus motivaciones pasionales, la cultura puertorriqueña: un menjunje exquisito de literatura romántica, naturalista y existencial.

Manolo Núñez Negrón ha creado un libro atractivo, doloroso, genial. Es difícil soltarlo una vez comprendemos los mecanismo narrativos del autor. La lectura no es ligera; está llena de imágenes ricas y emociones intensas. Sin embargo, el lenguaje de los relatos es muy familiar, algo imprescindible para el lector contemporáneo. Para ser breve, Comida de peces es uno de los mejores libros que he leído este año.

Mis relatos favoritos son:
-Cocktail
-Polaroid
-† †

Elementos sobresalientes:
-El personaje del asesino
-Uso de la jerga popular
-El discurso indirecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada