domingo, 22 de noviembre de 2015

Libro cuadragésimo: Kuolema

Kuolema: cuentos que se escapan de la muerte
de Jaime L. Marzán Ramos

El segundo libro de cuentos de Jaime L. Marzán Ramos trae un gran giro temático y estilístico. En su primera colección de relatos, Equus rex, el autor desarrolló a cabalidad una temática muy inusual sobre caballos y caballistas. Ahora, en Kuolema, el autor enfila su pluma con la literatura de la muerte y produce un trabajo narrativo repleto de lirismo.

Kuolema incluye muestras de narrativa breve y micro relatos desarrollados en torno a una inquietud fundamental por la muerte. El tema universal usualmente viene enmarcada dentro de la seducción, la cual, a su vez, desemboca en el suicidio o el rapto sobrenatural (por ejemplo, “La visita”); también estamos acostumbrados a ver al héroe que lucha a toda costa por escapar de la muerte o, incluso, vencerla. Sin embargo, Jaime L. Marzán Ramos propone otras formas de verla. En algunos de sus relatos, la muerte se vuelve su amiga (o amigo; “Obituarios”, “Mis muertos”); en otros, el protagonista se mofa de ella o, incluso, la ningunea (“¡Que viva la muerte!”, “El epitafio de KNK”). El autor explora todos los acercamientos, desde lo trágico hasta lo cómico, desde lo sensual hasta lo político. La fragilidad de los protagonistas trasciende el argumento tedioso de la insignificancia de la vida y, más bien, parece invitarnos a la introspección para comparar el valor que le damos a nuestras propias vidas versus el valor que le damos a las cosas que hacemos durante nuestras vidas. En otras palabras, muchos relatos de Kuolema plantean el valor de una vida en relación a la calidad de vida.

Los cuentos que se escapan de la muerte también denotan una preocupación del autor por los asuntos del futuro. Acorde con el tema principal, la proximidad o inmediatez de lo inevitable es un atractivo literario que el autor trabaja en repetidas ocasiones desde un acercamiento que abarca diferentes posibilidades (por ejemplo, “El ministro y el periodista”, “El último Homo sapiens”). Ya habíamos visto un atisbo del tema en el relato final de Equus rex y, evidentemente, es algo que ha permanecido en el imaginario creativo de Jaime L. Marzán Ramos con excelentes resultados. Vale comentar que, desde luego, el autor trabaja los relatos históricos con igual maestría, como ya hemos visto en sus dos novelas (Mercedes y Rita); tanto que algunos de sus cuentos históricos (por ejemplo, “El prisionero de Serapio” y “Las garzaguanés”) son de los mejores en Kuolema.

Si disfrutan la narrativa breve, los micro relatos y el atractivo milenario de la muerte en todas sus posibles vertientes, Kuolema es una lectura novedosa que disfrutarán de principio a fin. Si todavía no lo han hecho, dense la oportunidad de conocer la literatura de Jaime L. Marzán Ramos. ¡Enhorabuena por la literatura puertorriqueña!

Mis relatos preferidos son:
“El último Homo sapiens
“Las garzaguanés”
“Los manchesters”

Elementos literarios destacados:
-La prosa lírica
-La brevedad
-La visión de los futuros posibles
-El relato histórico
-La fábula en “El búho estercolero”
-La segunda persona narrativa en “Asunto concluido” y “Vicente”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada